Arandina 1 – Real Madrid 3: El Real Madrid no comete falta contra Aranda

El Real Madrid se levantó airoso ante Aranda de su primera tapa de compromiso del curso y siguió defendiendo el título conquistado el año pasado. Al equipo blanco, con Arda Güler y varios cantantes en el once (Vinicius Tobías, Carrillo, Nico Paz) les costó decantar el duelo, pero en ningún momento tienen que preocuparse por la clasificación.

Gran ambiente cotidiano en Aranda de Duero, imbuido de la plenitud del entorno, afronto y estoy feliz de vivir la experiencia que todos los pueblos y aldeas con equipos modestos esperan. La visita del Madrid fue el mejor regalo de Reyes posible para un equipo que se encaminaba con peligro hacia la Tercera RFEF, con sólo dos victorias en toda la temporada. Me gustaría aprovecharlo al máximo. Y sueña con ello. Incluso su gente se aferra al tan manido “sí, si puedes” con el hecho de que suelen perseguir proyectos imposibles.

La noche también fue especial para Arda Guler, que finalmente debutó con el Madrid. La fecha del título es 184 días después de ser anunciada en la cartelera. Seis meses exactamente. Las ganas arrollaron a los turcos, y lo demostraron desde el primer minuto. Si se movía por todo el campo, dejándose ver, intentárlo. Aquí quedaron los dos mejores remates del primer tiempo: un disparo de tiro milimétrico que se fue al palo derecho de la puerta de Adrián Álvarez y otro derechazo deseado por el escolta local. Hay tanto talento como fragilidad en las piedras del joven futbolista turco, que ganó sesenta minutos sobre el césped, y ya se los tomó largos.

Las fauces de Arandina no impidieron que el primer acto en El Montecillo fuera un monólogo en blanco. Entró en Madrid, con Camavinga convertido en mariscal en su reaparición a mediados del mes siguiente, pero entonces el ímpetu de los locales desbordó al partido. Se convirtió en una interrupción constante de lo que costaba subir. Nada más llegar arriba salva un mal resultado de Nico Paz y un lanzamiento de Joselu al lado de la roja.

El Madrid aprendió que había que armarse de paciencia. Confía en el agotamiento físico del segundo acto para encontrarte con los pájaros que no dejan de aparecer. No más demoras. Durante la reorganización surgió la mejor versión de Brahim, el verdadero artificio del cambio en la dirección del partido. El malagueño provocó el penalti con un avance de Joselu hacia el Madrid, y un minuto después el mismo amplió su venganza con una dispersión colocada desde dentro del área.

El alquiler parece más que suficiente para no forzar más la máquina, teniendo en cuenta que en nada el Madrid afronta el viaje de Ida a Arabia para jugar la Supercopa. Tampoco la Arandina ofrece argumentos para una remontada heroica. La última media hora, al final, ofreció poco, salvo un cortísimo final en el que Rodrygo anotó el tercero del Madrid y Nacho, en propia puerta, le dio la única alegría en los palos. La gente se fue sin ver a Bellingham, Modric o Rudiger.

You may also like...