Con épica y tras una prórroga, España avanza a semifinales

Madrugada histórica para la selección española, que se clasifica por primera vez en su historia para las semifinales del Mundial. Un partido que tuvo que decidirse en la prórroga después de que Van der Gragt empatase en el tiempo añadido el tanto de Mariona Caldentey a diez minutos para el final. Salma Paralluelo, irónicamente el único cambio en el once de Jorge Vilda, salió desde el banquillo para anotar, en el 111, el gol decisivo que envía a España a semifinales. El rival saldrá de la segunda eliminatoria del día entre Suecia y Japón.

Por primera vez en todo el Mundial, Jorge Vilda sentó a Salma Paralluelo en el banquillo. Fue el único cambio después de la revolución en el once vivida en octavos ante Suiza. En su lugar, alineó a una Mariona que junto a Ona Batlle y Jenni Hermoso hicieron de la banda izquierda de España una de las mejores armas ofensivas del equipo.

Países Bajos no se encerró y salió a buscar a su rival con una presión alta con la que trató de dificultar la salida del balón, pero ‘la roja’ leyó bien el partido y descargó el juego a las bandas para descongestionar un centro del campo muy poblado por las neerlandesas.

España fue muy superior a la ‘oranje’, que se fue al descanso sin haber rematado ni una sola vez a la portería defendida de nuevo por Cata Coll. Todo lo contrario al ataque español, un verdadero puñal por banda izquierda y con unas Esther González y Alba Redondo muy activas arriba. Esta última tuvo la ocasión más clara de los primeros 45 minutos tras recibir un pase filtrado de una acertada Mariona. La delantera del Levante no se lo pensó y remató de cabeza ante una atenta Van Domselaar, que desvió el balón al poste. En el rechace, la de Albacete volvió a cabecear con toda la intención, pero su gol volvió a frustrarse con la madera.

Lo estaba intentando una y otra vez, con paciencia y acierto, una selección española que merecía el gol que llegaría en el minuto 37. De nuevo originado en una internada por banda izquierda de Ona Batlle que conectó con Alba Redondo para que la dejase hacia Esther. La delantera del Real Madrid envió el balón al fondo de la red, pero la jugada quedaría invalidada por fuera de juego. Y así, pese al dominio en la posesión y las ocasiones, Países Bajos llegó con vida al descanso.

España volvió a saltar al campo decidida a acorralar al rival. Un remate a bocajarro de Esther ajustadísimo al palo y un disparo de Mariona desde el balcón del área sirvieron para meter el miedo en el cuerpo a las ‘oranje’, impotentes ante la superioridad española. Pero pasaban los minutos y el merecido gol no llegaba. Para ponerle más emoción al encuentro, Frappart señaló penalti de Irene Paredes sobre Beerensteyn. En uno de los pocos errores defensivos del equipo, ganando la espalda a Laia Codina, la delantera neerlandesa encaró el área de Cata Coll y tuvo que salir a taparle Irene Paredes. En la pugna por ganar la posición, Beernsteyn cayó al suelo y la colegiada señaló la pena máxima, pero fue llamada por el VAR para revisar la acción y la árbitra francesa rectificó, anuló el penalti y retiró la tarjeta a Paredes.

La segunda parte tuvo de todo, VAR, penalti, goles… 

Consciente de que debía dar un paso al frente, Andrei Jonkers adelantó a su equipo y lo puso a presionar con mayor intensidad, en busca de un error que aprovechar a la contra con Beerensteyn y Martens. Fueron los peores minutos de ‘la roja’ hasta el momento y Vilda también movió banquillo dando entrada a Salma Paralluelo por una Alba Redondo que se había vaciado en un completísimo partido. Precisamente de las botas de la extremo del FC Barcelona llegaría la jugada que lo cambiaría todo. Su centro al área se topó con la mano de Van der Gragt y el VAR llamó de nuevo a Frappart, que no necesitó una segunda repetición para determinar la pena máxima.

Jenni Hermoso le dio el balón a Mariona Caldentey que, con un chut raso, potente y tan ajustado al palo que rebotó en la madera, acabó perforando la portería de Van Domselaar para anotar un gol histórico para la selección española. Un tanto que sellaba el pase a semifinales.

No bajó los brazos Países Bajos, que enseguida le demostró a España que no tenía ninguna intención de rendirse. Beerensteyn superó a la defensa en una de las pocas desconexiones que tuvo en el partido y probó suerte con un disparó que, por fortuna, se marchó fuera. Fue el preludio de los peores presagios para ‘la roja’. Solo se había jugado el primero de los 12 minutos de añadido que dio Frappart cuando Van der Gragt se resarció de su penalti. La ex del FC Barcelona hizo olvidar su error con un golazo ajustado al palo largo de Cata Coll, que no pudo hacer nada para evitar el empate.

Minuto 91 y tocaba volver a empezar para una España que fue de más a menos. Una tendencia peligrosa para marcharse a la prórroga. Y más sin Aitana Bonmatí, a quien Vilda había sentado en el banquillo tras el 1-0 de Mariona. Imprecisa, la selección española no sabía muy bien qué hacer para recuperar las buenas sensaciones. Cuando más falta le hacía a ‘la roja’ tener el balón se quedó sin la centrocampista blaugrana. La entrada de Alexia Putellas y Eva Navarro –por Esther y Mariona- trató de despertar al equipo, pero fue Beernsteyn quién más peligro estaba creando. Hasta que se desató la locura en Wellington. Salma Paralluelo inició la galopada por banda izquierda, se plantó en el área y, con mucha sangre fría, ajustó el disparo al palo y el balón, tras rebotar en la madera, acabó en el fondo de la portería.

Un gol que metía a España en semifinales y que celebraron todas las jugadoras, las que estaban en el campo y las del banquillo, abrazadas en la banda del estadio Regional de Wellington. No tuvo tiempo de reaccionar Países Bajos y ‘la roja’ selló una clasificación histórica a semifinales, donde el próximo martes (10h) se medirán al vencedor del duelo que enfrenta a Suecia y Japón (9.30h).

Ficha técnica

2. España: Cata Coll; Oihane Hernández (m.91, Olga Carmona), Irene Paredes, Laia Codina (m.77, Ivana Andrés), Ona Batlle; Teresa Abelleira, Aitana Bonmatí (m.88, Irene Guerrero), Jennifer Hermoso; Alba Redondo (m.71, Salma Paralluelo), Mariona Caldentey (m.100, Alexia Putellas), Esther González (m.100, Eva Navarro).

Entrenador: Jorge Vilda.

1. Países Bajos: Daphne Van Domselaar; Stefanie Van Der Gragt, Sherida Spitse (m.85, Katjia Snoeijs), Dominique Janssen; Jill Roord, Damaris Egurrola (m.96, Caitlin Dijkstra), Jackie Groenen, Victoria Pelova, Esmee Brugts (m. 89, Aniek Nouwen); Lineth Beerensteyn, Lieke Martens.

Entrenador: Andries Jonker.

Goles: 1-0, m.81: Mariona Caldentey. 1-1, m.90+1: Stefanie van der Gragt. 2-1, m.111, Salma Paralluelo.

Árbitro: Stéphanie Frappart, de Francia. Amonestó con tarjeta amarilla a las españolas Oihane Hernández, Irene Paredes y a la neerladesa Damaris Egurrola.

Incidencias: Partido por los cuartos de final del Mundial femenino de Australia y Nueva Zelanda, disputado en el Estadio Regional de Wellington ante 32.021 espectadores.