el atacante fue derribado y un poco menos que el compañero sufrió herederos de gravedad

Una mujer que llevaba mucho tiempo abrigo llevaba el domingo en uno importante templo evangélico Delaware la ciudad de Houston, Estados Unidos, y fuego encendido en el ingreso del lugar, ante el que fue derribado por dos agentes fuera de servicio que realizaban labores de seguridad en el lugar, informó la policía.

El jefe de policía de Houston, Troy Finner, dijo que la mujer entró al templo con un arma grande y una mochila al hombro justo antes de la segunda hora, acompañado de un niño en 4 o 5 años.

La menor la tocaban las balas. y tuve que ser trasladado a un hospital en estado crítico. Por ello, un tercer sujeto masculino, de entre 26 y 28 años, emergió como héroe en la cadera.

Según la policía local, La mujer hizo declara sobre una bomba en medio del tiro. para el que había sido derribado, se convocó a una brigada de control de explosivos para reclamar el lugar.

El templo es conocido por el familiar de Joel Osteen, un famoso pastor del estado de Texas.

La balacera tuvo lugar entre ceremonias religiosas en la megaiglesia, a la que Atiende a 45.000 personas cada semanalo que la convirtió en la tercera megaiglesia más grande de Estados Unidos, según el Instituto Hartford de Investigación Religiosa.

El templo es conocido por el familiar de Joel Osteen, un famoso pastor del estado de Texas. Sus sermones televisados ​​se transmiten en aproximadamente 100 países.

La mujer que se incendió en la iglesia Lakewood en Houston, Texas, dijo que tenía una bomba poco antes de que dos oficiales la mataran a tiros en la iglesia.

En el templo suelen atender a 45 mil personas por semana. En el templo suelen atender a 45 mil personas por semana.

Según una fuente policial citada por la agencia MANEJAR si se trata de un «Incidente aislado» y “sin preocupaciones de seguridad”.

La investigación se encuentra ahora en sus primeras etapas y la policía está revisando las imágenes de las cámaras y comenzando a entrevistar los testículos.

El gobernador de Texas, Greg Abatepublicó un mensaje en redes sociales donde afirmó: “Nuestros corazones están con los afectados por el trágico tiroteo de hoy en Houston. Los lugares de culto son sagrados.”.

El abad dijo que se comunicó con la alcaldesa local y ofreció «toda la ayuda de Texas para llevar a este criminal ante la justicia».

Con información de las agencias ANSA y AP.

You may also like...