El PP retoma la presión al PSOE en el caso Koldo y amplía el fuego de Ábalos en Armengol

El PP ha relanzado su ofensiva contra el PSOE por la presunta trama corrupta liderada por Koldo García Izaguirre, asesor de José Luis Ábalos cuando era ministro de Transportes, precisamente a través de la cual se realizaban comisiones ilegales para la compra de mascarillas en plena crisis. pandemia.

En un boletín convocado por la Secretaría General para reunirse con varios dirigentes del PP para coordinar la reacción ante nuevas informaciones sobre el caso, Cuca Gamarra anunció que el partido se personalizará en la causa judicial y amplió el foco de Ábalos, que exige su dimisión y considera que los días que debió pasar, a la presidenta del Congreso, Francina Armengol, y al ministro de Administraciones Públicas, Ángel Víctor Torres.

«Estamos en la punta del iceberg, hoy tenemos mucha información por conocer», aseguró Gamarra, por si finalmente se descubre que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había recopilado alguna información sobre lo que ahora se está descubriendo. y que así fue lo que le dijeron a Ábalos como ministro, si se demostraba que es «responsable de haberlo tocado durante mucho tiempo y de no haberlo denunciado».

«Estamos en la punta del iceberg, también nos queda mucha información por saber»

Con el protagonista de la causa judicial, que sigue denunciando que el PP se puso del lado de la Asamblea de Madrid y que permitió iniciar la investigación del caso, el partido que lidera Alberto Núñez Feijóo busca establecer responsabilidades penales y que la investigación acabe en al final «caiga quien caiga y afecte a quien afecte», según el argumento de Gamarra, quien anunció la creación de un grupo de seguimiento integrado por los líderes del PP que irá adaptando la respuesta política en cada momento.

«Habiendo sido denunciantes, exigimos estar personas dentro del procedimiento, con el objetivo de defender a los españoles en lo que debe ser la transparencia, el cumplimiento de la ley y la ley contra la corrupción», proclamó el secretario general del PP, al que abordó el caso Koldo como directamente el «caso Ábalos», por lo que, planteó, al equipo más buscado al presidente Sánchez, qué estuvo de su lado cuando nombró a la secretaría general del PSOE en las primarias y cuando fue nombrado a la presidencia del Gobierno gracias a una moción de censura contra Mariano Rajoy.

Gamarra dice que el «caso Ábalos» influye en el círculo más cercano a Pedro Sánchez

«El caso Ábalos implica un trato directo a quienes fueron el cerebro, las cabezas visibles de Sánchez», insistió Gamarra, quien también nombró la figura de Santos Cerdán, actual secretario de organización del PSOE y encargado de las negociaciones para la inversión con Junts, que fue quien apadrinó a Koldo García al Ministerio de Transportes. «Son los mismos», sentenció el dirigente popular en referencia al círculo más cercano al presidente.

Para el PP, la trama nació en el ministerio que encabezaba Ábalos, pero se extendió a otros departamentos que también colocaron bajo la loba, como Sanidad, con el catalán Salvador Illa, actual líder del PSC, al frente , o el de Interior. Pero, además, Gamarra fue nombrado gobernador autonómico de Baleares, por tanto presidido por Francina Armengol, ahora presidenta del Congreso, y de Canarias, cuyo presidente durante la pandemia, Ángel Víctor Torres, es el actual ministro de Administraciones Públicas.

«Pedro Sánchez no está dispuesto a explicar por qué le pasó esto a Ábalos en 2021 y ahora no está dispuesto a pedirle el acta», expresó Gamarra, quien insinuó que puede deberse a lo que la exministra pueda saber sobre el presidente y ha añadido que «cada vez se conocen más testimonios de lo que se sabía, era algo de lo que se dijo a Moncloa y Ferraz».

«Sánchez no tiene que explicarnos por qué hay un Ábalos en 2021 ni pedirle el acta»

«Todos pensábamos que alguien tenía motivos para haberlo tenido y nunca si nos dieron una explicación del motivo, hoy seguimos sin esa explicación», insistió el secretario general del PP, para «posiblemente lo que hoy conocemos ya empezaba a ser conocido «por quienes estuvieron al frente del Gobierno», por lo que el propio Sánchez, como dijo Gamarra, podría albergar cierta «preocupación por lo que Ábalos sabe del mismo».

Aunque no ha creado comisiones de investigación en los parlamentos de Baleares y Canarias como ha afirmado Vox, el PP gobierna actualmente con comunidades solitarias o en coalición y, al mismo tiempo, sus líderes también podrán realizar actuaciones para esclarecer Los hechos, registró Gamarra, que fijó para la sesión de control gubernamental del próximo miércoles «la primera asunción de responsabilidad» de Sánchez, quien deberá responder a las preguntas que registró ayer en el Congreso del caso.

Sea como fuere, después de haber derribado al Gobierno con una moción de censura por el caso Gürtel, el PP ve ahora la oportunidad de trasladar el golpe al PSOE y aplicarlo, según la fuente del partido, en este supuesto «un idéntico Criterio de estricto» al que se adhirió el mismo Ábalos en aquella ocasión, en junio de 2018, «en defensa de la salud democrática y emblema político».

En este sentido, desde Génova indicaron que el PSOE no puede esperar ninguna consideración por su parte ante una trama «indecente» que añade un «punto sórdido» a la ya vinculada anteriormente a Tito Berni, el exdiputado socialista que renunció a su acto en el implicado en un escándalo de corrupción.

El líder del PP en el Congreso, Miguel Tellado, también fue asesinado en el informe porque permanecieron «metido en una bolsa hasta subir al cargamento», por lo que dio explicaciones de todo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Lee también