¿Es la Constitución de Augusto Pinochet o un texto más conservador?

Los chilenos comenzaron a votar este domingo en un plebiscito para mantener la crítica Constitución vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet o presento un nuevo texto de forma más conservadora, lejos de la efervescencia con la que comenzó este proceso hace cuatro años.

Los mensajes de votación se abren en todo el país a las 08H00 local (11HGMT), para estar vigentes durante estas horas. La elección es con voto obligatorio y prevé un recuento rápido de los sufragios.

Más de 15 millones de chilenos podrán votar «a favor» o «en contra» de un proyecto de Constitución redactado por un organismo dominado por el ultraconservador Partido Republicano.

El texto reduce el peso del Estado, podría limitar algunos perjuicios, como el aborto terapéutico, y soportar la carga de los inmigrantes con la expulsión «en el menor tiempo posible» de quienes viven en situación irregular.

Gabriel Boric con su padre, su madre y el Hermano Simón en Punta Arenas. Foto AFP

Las preguntas, que no pueden ser reveladas dos semanas antes de las elecciones, anticipan un triunfo de la opción «en contra»aunque con un porcentaje de indecisos de dos dígitos que podría inclinar la balanza.

Todo, ante un pequeño interés de la población.

«No me importan mucho las elecciones. Voy a votar porque es obligatorio, pero sé que no acaba nada, acaba igual», afirma Paula, auxiliar de enfermería de 24 años. dice a la AFP.

En noviembre de 2020, el 80% de los chilenos decidió iniciar un proceso para reformar la actual Constitución de la dictadura (1973-1990) en respuesta a las masivas y violentas protestas ocurridas en octubre de 2019.

Una Asamblea Constituyente dominada por la investigación redactó un texto progresista, que incluyó transformaciones profundas, como la eliminación del Senado y el derecho al aborto. pero esto llamó la atención de los votantes, que atrajeron al 62%.

Si inició otro proceso ahora iniciado por el Partido Republicano, redactó un texto bajo su ideario y sin comprometer el consenso.

Un sitio de votación en Temuco, Chile.FotoReutersUn sitio de votación en Temuco, Chile.FotoReuters

«Es necesaria la ciudadanía. Respeto al proceso constitucional«, cuando en el primer juicio como en este caso no hubo consenso sobre lo que se buscaba», dice a la AFP Carolina Lefort, abogada de 42 años.

«Es un recordatorio de que esto sucedió en Chile, un país en el contexto latinoamericano reconocido por una buena clase política, abierta, tolerante, dialogante y siempre evitando opiniones y consensos», dice Michael Shifter, expresidente de la Comisión Interamericana. Centro de Estudios del Diálogo y profesor de la Universidad de Georgetown.

Lo amaba y amaba y vivía en las calles, donde el campo apenas era perceptible. Los ojos de esta semana eran muy pequeños.

El aumento de los delitos violentos -que los chilenos se sumen a la llegada de migrantes extranjeros, en su mayoría venezolana- y una economía que no se desenvuelva a través de un fuerte ajuste destinado a contener la inflación, centran ahora la atención de la población.

A cuatro años de salir a las calles a exigir justicia social al alcalde, los habitantes Ahora queremos más policía, orden y seguridad.

«Es otro Chile. El país ha cambiado dramáticamente (…) y en cierta manera era un país más latinoamericano. Los chilenos siempre se han considerado una excepción, un país más europeo y no como sus vecinos, y ahora se parecen un poco más a ellos”, añade Shifter.

Aunque reformada varias veces en democracia, el cambio de la Constitución de Pinochet ha sido una vieja aspiración de la isla de Chile, lo que apunta a su origen ilegítimo y a la fuga de protección que establece derechos sociales como la salud, la vida, la pensión y la educación.

Pero ante una propuesta más conservadora, los partidos de la izquierda chilena llamaron a votar «en contra». El «mal menor» es un texto que profundiza aún más en el modelo neoliberal.

«Prefiero volver al punto de partida, que es 100% la Constitución de la dictadura, antes de tener un texto equivocado que perjudica a todos los chilenos y que nos divide profundamente», dijo Carolina Leitao, voz de la campaña «en contra».

You may also like...