expulsados, piel campal y cánticos homófobos

(CNN)– La selección nacional masculina de EE.UU. Superaron a México en una victoria de 3-0 sobre los jóvenes frente a una multitud de 65.000 personas en el Allegiant Stadium de Las Vegas.

Pero esta semifinal de la Nations League, la Liga de Naciones de la Concacaf, rellena de sucias tacleadas, empujones y hasta una camiseta rota, acabó de la peor forma.

Entre ambos equipos sumaron 13 tarjetas, 12 de ellas en la segunda mitad. Dos jugadores de cada equipo fueron expulsados.

En el minuto 90, el árbitro determinó el partido por cánticos homofóbicos. Se perdieron dos minutos en el descanso, pero el árbitro optó por dar por terminado el partido un minuto antes de que se produjeran los cánticos discriminatorios de la multitud.

Después del partido, la Confederación de Norte, Centro América y el Caribe de Fútbol Asociación, conocido abreviadamente como Concacaf, emitió el siguiente comunicado:

«Concacaf condena enérgicamente los cánticos discriminatorios de algunos aficionados durante el partido de semifinales de la Liga de Naciones de Concacaf 2023 entre México y Estados Unidos».

“Los canticos escuchados durante el partido generaron la activación del protocolo antidiscriminatorio por parte de los árbitros. Además, el personal de seguridad expulsó a varios fanáticos por comportamiento inaceptable en el estadio”.

«Estos incidentes fueron extremadamente decepcionantes y empañaron lo que debería haber sido una’ocasión positiva para exhibir un fútbol de alta calidad en nuestra región».

“La Confederación está en proceso de establecer urgentemente más detalles e informes de los oficiales de seguridad y del partido y emitirá una nueva declaración en breve”.

Previamente la FIFA multó a la Federación Mexicana de Fútbol por los cánticos realizados por los hinchas del país.

Estados Unidos y México, junto con Canadá, serán co-anfitriones de la Copa Mundial masculina de la FIFA en 2026.