La UEFA excluye a la Juventus de la Conference League por incumplir el fair-play financiero

La Juventus de Turín fue excluida para la temporada 2023/2024 de la Conference League por no haber respetado las reglas del fair-play financiero, según ha anunciado este viernes la UEFA en un comunicado. Además de la prohibición de participar en la tercera competición europea la próxima temporada, el club piamontés fue multado con 20 millones de euros, 10 de ellos condicionales.

La UEFA precisa que esos 10 millones de multa suplementarios sólo se requerirán en caso de incumplimiento de las exigencias contables establecidas por la institución europea en los ejercicios económicos de 2023, 2024 y 2025.

A principios del mes de julio el periódico ‘Il Corriere dello Sport‘ desveló que el equipo italiano, que aguardaba una posible sanción de la UEFA por su implicación en el caso Plusvalías, había alcanzado un acuerdo con el organismo que rige el fútbol continental para cumplirla esta misma campaña.

De esta manera no jugaría la Conference League, pero se aseguraría poder disputar la Champions League en la campaña 2024-25, siempre que consiga clasificarse matemáticamente para esa competición. La entidad italiana evitaría los perjuicios económicos que supondría la exclusión de ese torneo, donde los ingresos son muy superiores a los que proporciona el tercer torneo continental.

La Juve no comparte la interpretación de la UEFA

La Juventus afirmó que acepta esa decisión y que renuncia a recurrirla, aunque «excluyendo expresamente (…) que eso pueda constituir un reconocimiento de cualquier responsabilidad en su propia contra», en un comunicado en la página de internet del club.

«Lamentamos la decisión de la instancia de control financiero de clubes de la UEFA», reaccionó en el mismo comunicado Gianluca Ferrero, presidente de la Juventus.

Ferrero, que «no comparte la interpretación» de la UEFA sobre una violación de las reglas del fair-play financiero, explica que prefiere «poner fin a un periodo de incertidumbre».

El presidente del club italiano alude especialmente a «la incertidumbre sobre una eventual participación en la temporada 2024/2025 de la Liga de Campeones», que podría peligrar en caso de interposición de un recurso.