PREMIOS COMO David Silva: “Con Luis Aragonés cambiamos la historia”

David Silva (Arguineguín, 1986) todavía quiere hacer magia con el balón antes de tiempo. Una lesión en la rodilla le llevó a tomar la decisión de colgar las botas, a pesar de tener un año más de contrato, la motivación y la energía necesarias para seguir adelante. Queda su legado, extenso; 20 títulos, entre los tres más preciados del fútbol español: el Mundial de 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012.

Lleguemos al final, ¿cómo va el rodillo?

Mucho cariño, la verdad. El trabajo que estoy haciendo con Eduardo Álvarez, que es un gran fisioterapeuta y una persona en la que confío plenamente, está dando sus frutos.


Expandir

FUTBOL 09/10David Silva, con la Selección Española.

¿Cómo fueron estos días de la lesión y los días posteriores, cuando tomas la decisión de calzarte las zapatillas?

Difícil, como puedes imaginar. Fueron días de mucha reflexión, de contemplar distintos escenarios. Pero una vez que tuviste la confirmación de que tenía el crucifijo, todo fue muy natural. Cuando llegó el momento de tomar la decisión de dejar el fútbol, ​​él me ayudó a tener una carrera tan satisfactoria como la que él aspiraba. Mantengo mi mente tranquila.

«El gol más registrado es la final de la Eurocopa contra Italia»

David Silva

AS reconoce en la bandeja, 125 partidos con España, 745 con cinco clubes, habrá un coche de la época, ¿qué partido quiere jugar?

Podemos perder a alguien, para que podamos cambiar nuestro corazón y nuestro amor. Definitivamente alguna Champions con el Valencia o el City, porque me gustaba jugar una final.

¿Qué gol ha marcado más de las 179 veces que marcó con España, desde la categoría Sub-16, hasta que marcó con la Real Sociedad?

Creo que uno de los mejores goles en cuanto a ejecución fue una derrota sufrida con el Valencia ante el Chelsea en Stamford Bridge en la Champions, aunque evidentemente el gol más registrado fue el de la final de la Eurocopa contra Italia.

¿Es más caro desde Arguineguín a Valencia o desde España a Inglaterra?

Los dos pasos me costaron, porque cada uno tiene su relevancia en este momento y en el ciclo personal de cada uno. De Arguineguín en Valencia yo era muy joven, era un niño, y cuando estaba en Inglaterra tenía miedo del idioma, de las rutinas… pero él mantuvo el conocimiento de todos los lugares que me trajeron el juego, Valencia, Eibar. , Vigo, Manchester y San Sebastián, me acogieron perfectamente y en cada etapa de mi vida fueron mi hogar.

«La clave de la Eurocopa 2008 está en el grupo humano»

David Silva

Teníamos una estatua en los callejones del estadio del Manchester City y un campo de entrenamiento de su Ciudad Deportiva lleva su nombre, reconocimientos que le llevaron antes de incluir su retirada, algo no muy habitual. Esto también es hacer magia…

No sé si es magia, pero sí es ser muy placentero y feliz. El querido del pueblo, el que me regaló en cada sitio mientras defendía sus escudos y el que me pasó cuando regresó, son de las mejores cosas que me gustan. Y tendré una estatua en Manchester conmigo lleno de orgullo, porque es un club y una pasión que tengo muchos dones.

Preguntado por qué fue verdaderamente reconocido en España, al menos mediáticamente, ¿es usted consciente de quienes piensan que su papel en la Selección fue menor al que jugó en el fútbol?, ¿cree que fue así?

Sí, qué lástima. Dentro del grupo siempre me sentí importante, tanto que veía a los más jóvenes como cuando me convertí en uno de los veteranos. Pero en España, si no juegas en el Real Madrid o en el Barcelona, ​​tienes que tener reconocimiento mediático.

«Con Mendilibar aprendió a trabajar sin balón, con él en Eibar no bastaba con tener talento»

David Silva

Usted es uno de los nuevos futbolistas españoles que han ganado el Mundial y las dos Eurocopas, sin olvidar que estuve en otros dos Mundiales, quien si dice listo, ¿con qué tiempo si?

Con la primera Eurocopa. Ahí, con Luis Aragonés, cambiamos la historia del fútbol español. Al menos la historia reciente comienza a partir de ahora, será la misma que las últimas.

¿Dónde está la clave del éxito?

En el grupo humano. Después del entrenador hasta el cocinero, utililleros, gente de prensa… El ambiente que se vivió durante aquel torneo fue especial. La figura de Luis Aragonés fue la clave. Fue un genio armonizando el grupo. En las concentraciones era necesario construir un equipo de campeones que ganaran una Eurocopa y un Mundial, lo cual se puede decir de inmediato.

«Desde la primera llamada que me hizo desde el Manchester City me envió el proyecto y hoy»

David Silva

Hoy es más normal que en su época ver futbolistas jóvenes en los grandes equipos, todos los cuales jugaron en Eibar y Celta antes de ascender en un Valencia de Campeones. ¿Qué aprendiste de la lección con Mendilibar que te ha acompañado durante toda tu carrera?

Trabajar sin pelota. En Eibar, basta con tener talento con el balón en los pies no servías. Con Mendilibar aprendí a defender, defender, morder… y a hacer de todo sin olvidarme de jugar también con balón.

¿Qué entrenador o entrenadores los marcaron más? Porque ha trabajado con muchos y muchas, desde el mencionado Mendilibar a Imanol, pasando por Quique, Koeman, Mancini, Pellegrini o Guardiola. Y gracias a Luis Aragonés y Vicente Del Bosque.

Y tienes otros que también has aprendido, como Robert Fernández, Fernando Vázquez, Unai Emery, Julen Lopetegui, Fernando Hierro, Imanol y hasta Voro. Ha aprendido todo. Me pediste que influyera mucho en Mendilibar porque él fue el primero en saber que me sentía realmente profesional y lógicamente le tenía un cariño especial a Luis Aragonés de aquella Europa.

Viendo la vista, ¿cómo crees que viste al mejor David Silva?

Esto tenderá a decidir a los demás. Me sentí cómodo en todos los clubes y siempre di lo máximo que tenía en cada partido.

¿Cuántas personas crees que tuvieron problemas con tu tamaño y talento cuando empezaste en el fútbol? Alguien te reconoció una vez: ¿cuánto me equivoco a tu lado?

Puede que no sea mucho o poco, pero hace falta que alguien levante para mi altura. Esperando que todos los que así pensaban no se hubieran arrepentido, se le señalará que ha cambiado de opinión y ha demostrado otras virtudes.

Usted para el Valencia fue un entrenador perfecto, por su alto rendimiento deportivo (168 partidos, 32 goles, 36 asistencias y una Copa del Rey) y también económico (unos 30 millones), ¿con qué exigencia para su etapa en Mestalla?

Valencia es un lugar que siempre guardaré en mi recuerdo, porque fue el primer club que me lo pidió. Me formé como canterano, como persona y creí como futbolista, así conseguí mi primer título, debuté en Europa, recibí mi primera llamada de la selección… Mestalla es un estadio increíble.

¿Por qué elegiste el Manchester City? Como no era la única oferta que tenía, el Real Madrid llamó varias veces a su puerta, ni el City era el trasatlántico que es ahora.

Primero porque apostataron muy duro por mí. Sentí tu confianza y respondí desde la primera llamada. Luego en esas conversaciones me dijeron que el proyecto había comenzado y que por fin estaba aquí. La ambición era convertirse en uno de los grandes de Europa y hoy lo es.

¿Cómo podemos vivir esta evolución de la ciudad desde dentro porque está vigente en el escenario global?

Con mucha ilusión y compromiso, porque me siento partícipe de este crecimiento, como lo somos todos los futbolistas con quienes han compartido la vestimenta con todos durante estos años. Yo diría que las expectativas también se vieron reforzadas por los alcaldes que tenían cuando llegaron a Manchester.

Deja el City y ficha por la Real Sociedad, entonces ¿por qué? Es decir, muchos otros compañeros de tu generación han elegido otro tipo de proyecto: Japón, MLS, China, Qatar…

Tengo varias opciones, la verdad. Me gustaría continuar mis tareas al más alto nivel. Habla muy bien de Imanol (Alguacil), que mi forma de juego encaja perfectamente en su estilo. Además me sentí muy feliz durante la etapa que viví en el País Vasco, cuando jugué en Eibar, y San Sebastián es una ciudad espectacular.

En sus tres temporadas completas en la Real Sociedad pronunció una bonita frase: «los viejos rockeros nunca ordeñan», ¿cómo donó el club, visto como estaba todo hasta la lesión, la catalogó como una de sus decisiones más certeras?

Sí, qué lástima. Todo perfecto, menos la lesión, claro. El colon pudo ganar otro título. En estos tres años ha disfrutado mucho y la Copa del Rey lo celebró mucho.

Lo último, ¿qué planes tienes para el futuro, más recoger el Premio AS en tu sección?

De momento puedo recuperarme y divertirme con esas cosas que no puedes hacer cuando eres futbolista, como viajar con la familia. Además también puedo dedicarme a mi negocio, concretamente al proyecto que tengo en la Bodega Tamerán.

You may also like...