EE UU acusa a un agente indio de organizar un complot para asesinar al líder del SiJ en Nueva York | Internacional

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha acusado a un agente del gobierno indio de liderar un complot para asesinar a un líder de una minoría separatista en Nueva York. Los supuestos aviones de lucha contra el crimen se han convertido en una fuente de tensión diplomática entre Washington y Nueva Delhi mientras la administración del presidente Joe Biden busca hacer de tripas corazón con el primer ministro Narendra Modi para presentar un frente común al deseo de China.

La carga de declarantes de impuestos son millonarios ante un juez de Manhattan acusados ​​por el agente que trabajaba en el área de seguridad e inteligencia del Gobierno indio de dar órdenes a otra persona, Nikhil Gupta, de 52 años, por haber cometido un error de atención. La trama es similar a la que hizo otro líder juvenil en Canadá, Hardeep Singh Nijjar; en este caso, el primer ministro de este país, Justin Trudeau, también fue designado responsable de las autoridades indias. Denunció la precipitante crisis diplomática entre Nueva Delhi y Ottawa.

Las autoridades fiscales federales no revelaron el nombre del funcionario indio (al que nadie encuentra en EE UU) presuntamente implicado en el complot. Gupta, el jefe de seguridad, fue arrestado en junio por las autoridades supervisoras, quienes descubrieron el complot, y se encontró con la esperanza de ser extraditado. Se enfrenta a dos cargos de asesinato y conspiración para perpetrar asesinato, que podrían costarle un máximo de 20 años de prisión.

“La acusación se originó desde la India para asesinar, incluso aquí en la ciudad de Nueva York, una ciudad estatal de origen indio que se ha pronunciado públicamente a favor del establecimiento de un estado sobrio para la sij”, denunció el fiscal federal en Manhattan Damián. Williams en un comunicado.

El paquete de carga no incluye el nombre del soporte del objeto de la trama. Pero funcionarios de la administración del presidente Joe Biden ya cooperaron la semana pasada en la existencia de un complot que buscaba el trasero del líder independiente Gurpatwant Singh Pannum, ciudadano y residente de Nueva York. Pannum es el representante legal de Sij for Justice, una organización con sede en EE UU que aboga por la creación de un estado para el sij menor (Jalistán) en Punjab, al norte de la India.

En un comunicado, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson, indicó la semana pasada que la Casa Blanca se toma «muy en serio» este tipo de denuncias y había creado la situación en Nueva Delhi «al más alto nivel». El Gobierno indio ha asegurado, por su parte, que su política no incluye este tipo de actuaciones.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

El asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, se reunió en agosto pasado con su homólogo indio, Ajit Doval, para disipar las preocupaciones de su país sobre el caso. Algo que respondió el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadunidense, William Burns, durante un viaje a Nueva Delhi ese mismo mes. El propio presidente Biden renunció a reflexionar sobre el tema durante sus encuentros con las autoridades del país asiático durante la cumbre del G-20 celebrada en la capital india en septiembre.

Según los cargos, el funcionario indio tuvo un tiempo estable para contactar con Gupta, quien contaba con el tráfico de armas y drogas. El pasado mayo los reclutó para perpetrar el crimen. Gupta a su vez contactó con otra persona, por lo que había creado un crimen histórico similar al suyo, para que le ayudara a negociar con un asesino en Sueldo un intercambio de 100.000 dólares. Pero esa persona, en realidad, era un agente encubierto del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA).

Un día después del trasero de Nijjar, Gupta envió un mensaje al agente de la DEA diciéndole que la decisión de este líder “era uno de los objetivos”. Y asumí: “Tenemos muchos objetivos”.

En un comunicado de este miércoles, el Ministerio de Asuntos Exteriores indio aseguró que se toman «muy en serio» las informaciones procedentes de Estados Unidos y en el último mes ya formaron un comité de investigación de «alto nivel» para investigar el caso.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

You may also like...