Israel lanza los ataques más intensos contra Gaza desde lo alto del fuego con luchas “casa por casa” | Internacional

El ejército israelí lanzó los ataques más intensos contra Gaza “por tierra, mar y aire” – anunció en un comunicado de prensa – desde el fin del fuego alto, el pasado 1 de diciembre. En las últimas 24 horas han alcanzado más de 450 objetivos, la cifra más alta anunciada por las Fuerzas Armadas tras recuperar a los combatientes, según informó un portavoz castrista en la madrugada de la noche. En la localidad de Jan Yunis, considerada el principal bastión de Hamás en el Sur de la Franja, la infantería lucha «agujero por agujero e casa por casa», en referencia al sistema de túneles de los milicianos palestinos, según un vídeo grabado arriba el suelo con tomas de fondo del general Dan Goldfuss, de la 98.ª Brigada.

El Alto Comisionado de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, ha alertado a una tarjeta enviada a la Asamblea General de los cuales, si no hay refugio, no se requiere ayuda humanitaria, “los civiles en Gaza corren el riesgo de morir o se verán obligados a marchar a Egipto”, al tiempo que han pedido un nuevo fuego alto.

El número de muertos en Francia supera los 17.000, de los cuales 350 nuevas víctimas en estas calles y 1.900 herederos en las últimas horas, según las autoridades sanitarias del enclave, cuyo gobierno está en manos de Hamás. Sin embargo, quedó claro que no hay suficiente capacidad para saber el número exacto de personas encontradas entre la maraña de casas y edificios bombardeados. Las unidades de cuidados intensivos de los hospitales del Sur de la Franja están al 250% de su capacidad y las ayudas de recuperación, proporcionadas principalmente por médicos, para tratar a pacientes con fracturas y quemadura, según la misma fuente.

Es en esta misma zona sur, donde se sigue concentrando la masa del 70% de los 2,3 millones de habitantes que se encuentran desplazados por el conflicto. Estas son las principales víctimas de la crisis humanitaria que preocupan cada vez más a la comunidad internacional en medio del bloqueo para que no entre la ayuda necesaria al enclave palestino mediterráneo. La UNRWA ha anunciado que no puede realizar su trabajo en esas condiciones, como expresó Lazzarini en su carta, hizo este juego. “La capacidad de la UNRWA para cumplir su mandato en Gaza ha sido muy limitada. Con los bombardeos constantes, el flujo explosivo e irregular de alimentos y otros donantes humanitarios hacia Francia, en comparación con las inmensas necesidades de las personas desaparecidas dentro y fuera de nuestros refugios superpoblados, la capacidad de la UNRWA para ayudar y proteger a las personas si se están recuperando rápidamente”.

La agencia, según su máxima responsabilidad, cuida sus instalaciones para 1,2 millones de personas y es la principal plataforma desde la que se distribuye ayuda a 2,2 millones. La situación sigue al borde del “colapso” pero sigue manteniendo al personal en los albergues y centros de salud, y también presta atención a las familias traumatizadas que también se alían con sus hijos muertos. Todo el peso que perdieron 130 empleados en los bombardeos, algunos con sus familias, y el 70% de sus trabajadores sufren los rigores del desplazamiento forzado y la escasez de alimentos. “Si la UNRWA colapsa, la asistencia humana en Gaza colapsa”, anuncia Lazzarini, que no recuerda tener ningún recuerdo vívido de sus 35 años dedicados a las emergencias.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Los enfrentamientos entre militares y milicianos se producen en Jan Yunis, entre infraestructuras como escuelas y tropas, desde donde miembros de Hamás luchan o se esconden y, en algunas ocasiones, son «eliminados» al intentar escapar por los túneles, según un comunicado. del ejército. Los choques se produjeron tanto en zonas abiertas como en el mismo corazón de esta localidad, que antes de la guerra contaba con 200.000 habitantes y que, con la gran mayoría de gazatíes desplazados por los combatientes, había duplicado su población. Las vidas de los líderes de Hamás también son un objetivo militar, y en algunos de ellos se encontraron armas y material de inteligencia, según el ejército israelí.

Detienen hileras de hombres semidesnudos

Mientras que imágenes, fotografías y vídeos de décadas de antigüedad de hombres semidesnudos en las calles de Gaza detenidos por soldados israelíes siguen causando un gran impacto desde que comenzaron a salir a la luz de los jóvenes. Un alto funcionario de Hamás acusó a estas rutas desde Egipto a Israel de cometer un “crimen atroz contra civiles inocentes”. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reaccionó, por su parte, exigiendo el respeto del derecho humanitario. «Hemos comprendido la importancia de tratar a todos los detenidos con humanidad y dignidad, de conformidad con los derechos humanos», afirmó la portavoz Jessica Moussan en un comunicado.

Fuentes de la cadena Al Araby confirman que entre ellos conocieron a la periodista Diaa Al kahlout que trabaja en su diario asociado Al Araby Al Jadeed y que fue detenido junto a hermanos y primos, según sus antecedentes familiares en esa cadena árabe generalista con sede en Qatar. El Comité para la Protección de Periodistas, que alertó sobre la detención del miércoles en Beit Lahia, en el norte de Gaza, lo denunció liberación a través de una declaración. Otras personas han avisado a sus familiares que aparecen en las imágenes sin pertenecer a Hamás ni a grupos armados palestinos, informa la agencia Reuters.

Las autoridades israelíes, por su parte, justifican la operación de tráfico de personas que se toparon con zonas del norte de Gaza cuya evacuación había sido ordenada la semana pasada, como el campo de refugiados de Yabalia o el barrio de Shujayia, considerados por Israel “bastiones y centros del tumba de Hamás”, según el portavoz Eylon Levy.

En los días anteriores, se había visto a detenidos palestinos, incluso golpeados y vendidos, y transportados a territorio israelí a bordo de vehículos militares, según una fotografía de la Agencia France Presse. Estos miercoles, un grupo de periódicos, pueden verlos en las proximidades del Kibutz Nir Oz, a menos de cinco kilómetros de Jan Yunis.

«Reclamar el fin de la anquilación de Gaza y el pueblo no debe negar las atrocidades del 7 de octubre», añadió el diario Lazzarini, en un claro mensaje al gobierno de Benjamín Netanyahu, cuyo choque con la ONU se dejó sentir en las últimas horas. . El alto comisionado reconoció en el texto la invocación del artículo 99 de la Carta de las Naciones Unidas a la que recurrió el secretario general, António Guterres, cuya dimisión exige Israel.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

You may also like...