La inmunoterapia aumenta la supervivencia de las mujeres con cáncer de cuello uterino en un 41%.

Agregar un fármaco de inmunoterapia al tratamiento estándar aumenta el tiempo promedio de supervivencia de las mujeres con cáncer de cuello uterino metastásico o recurrente en un 41%, según un ensayo clínico internacional realizado por el Instituto de Oncología del Valle de Hebrón (VHIO). Los resultados del discurso presentado hoy en la revista. La lanceta, Estáis llamados a cambiar los protocolos de tratamiento para este tipo de cáncer, confirman los autores de la encuesta.

El cáncer de cuello uterino, causado en la mayoría de los casos por el virus del papiloma, ha provocado aproximadamente 700 muertes al año en España, y el número de nuevos diagnósticos supera anualmente los 2.300. Aunque la vacunación contra el papiloma está reduciendo su incidencia, sigue siendo el cáncer que más muertes causa en mujeres a escala mundial, con 342.000 muertes y 604.000 nuevos diagnósticos anualmente.

Esperamos que la Agencia Europea del Medicamento apruebe este tratamiento en los próximos meses»



Ana OakninDirector del ensayo clínico.

El tratamiento estándar para pacientes con metástasis débiles o recurrentes es la combinación de dos fármacos, informa Ana Oaknin, especialista en cáncer ginecológico del VHIO e investigadora principal del ensayo clínico. Uno de los medicamentos es una terapia que destruye las células cancerosas. El otro es un antiangiogénico que inhibe el crecimiento de los vasos sanguíneos y, por tanto, reduce la carga de nutrientes en el tumor.

El ensayo clínico, en el que participaron 410 pacientes de Europa, Estados Unidos y Japón, evaluó la eficacia y seguridad de añadir una tercera farmacia al tratamiento estándar. En concreto, el atezolizumab, que facilita que las células T del sistema inmunológico puedan reconocer y atacar las células cancerosas.

La supervivencia media en este grupo de pacientes que tuvieron un mal periodo de entrada fue de 22,8 meses con el tratamiento estándar y aumentó en 32,1 meses con la combinación de tres fármacos, lo que representa un aumento del 41%.

Es el tipo de cáncer que causa más muertes en mujeres en el mundo

El tiempo que el cáncer permaneció sin progresar también aumentó, de 10,4 a 13,7 meses en promedio, o un aumento del 32%.

Los efectos secundarios graves afectaron a un porcentaje similar de pacientes en ambos grupos. Los efectos secundarios graves, que incluyeron fibra, diarrea, dolor en las articulaciones y sarpullido, fueron más frecuentes con la combinación de tres fármacos.

Ensayos clínicos anteriores han estudiado los beneficios de otros fármacos de inmunoterapia en pacientes con cáncer de cuello uterino con resultados positivos. Pero fue diseñado antes de que los protocolos de tratamiento incorporaran bevacizumab para inhibir el crecimiento de vasos sanguíneos en el tumor. El estudio presentado hoy La lanceta es lo primero que hay que analizar qué aporta la inmunoterapia respecto al tratamiento estándar actual.

En España hay 2.300 nuevos casos al año y 720 muertes por cáncer de cuello uterino

Desde la publicación de estos resultados, “esperamos que la Agencia Europea del Medicamento y la FDA estadounidense aprueben este tratamiento en los próximos meses y que se convierta en el tratamiento de primera línea para pacientes con cáncer de cuello uterino metastásico o recurrente”, afirma Ana Oaknín.

En el futuro, hay ensayos clínicos en curso para evaluar la eficacia de la inmunoterapia en las primeras etapas del cáncer de cuello uterino. “Si es eficaz en pacientes con metástasis o cáncer recurrente, esperamos que lo sea también en otros estadios, pero falta demostrarlo”, afirma el oncólogo del VHIO. De esta forma se lograría reducir el porcentaje de pacientes a medida que avanza la enfermería.


Lee también

Josep Corbella

Imagen virtual en falso color de la destrucción de una célula leucémica

You may also like...