La Tierra registró el septiembre más cálido y el año 2023 va camino de batir todos los récords

Las pruebas del calentamiento de planeta se intensifican de manera acelerada. Tras el período junio-julio-agosto más caluroso, nuevos datos avalan este mismo proceso. El pasado mes de septiembre de este 2023 ha sido el septiembre más cálido registrado a nivel mundial desde que hay registros, segun indica el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Comisión Europea en su último boletín mensual. La temperatura promedio del aire en superficie ha sido en septiembre de 16,38°C; esto es, 0,93°C por encima del promedio de septiembre de 1991-2020. Esto supone también medio grado por encima de la temperatura medida el septiembre más cálido anterior, el del 2020.

Las temperaturas mundiales se dispararon hasta alcanzar niveles récords en septiembre por un margen enorme. El septiembre más caluroso registrado sigue al agosto y al julio más caluroso, hasta el punto de que este último ha sido el mes más caluroso jamás registrado en términos absolutos. Las altas temperaturas han provocado olas de calor e incendios forestales en todo el mundo.

La temperatura mundial de septiembre de 2023 lo ha convertido en el mes más caluroso en el conjunto de datos manejados por Copernicus (desde 1940).

El termómetro marcó alrededor de 1,75°C por encima del  promedio de septiembre para el período de referencia preindustrial 1850-1900.

En lo que va de año

Mientras tanto, la temperatura mundial en lo que va de año, es decir en el período de enero a septiembre fue 0,52°C más alta que el promedio y 0,05°C superior a la del período equivalente del año más cálido registrado hasta ahora, el de 2016).

Es decir, si se sigue a este ritmo, el 2023 va camino de ser el año más caluroso registrado en el planeta.

Concretamente, de enero a septiembre de 2023, la temperatura media mundial supera en 1,40 °C la del promedio de la era del promedio preindustrial (1850-1900).

Tras un verano también extraordinario

«Las temperaturas sin precedentes para la época del año observadas en septiembre, tras un verano récord, han batido récords de manera extraordinaria”, señala Samantha Burgess, directora adjunta del servicio de cambio climático de Copernicus (C3S). Además este mes tan extremo está empujando el año 2023 para que tenga el dudoso honor de ocupar el primer lugar en el ranking, pues «está en camino de ser el año más cálido, alrededor de 1,4°C por encima de las temperaturas promedio preindustriales. A dos meses de la COP28, el sentido de urgencia para una acción climática ambiciosa nunca ha sido más crítico», señala esta experta.

El calentamiento en Europa

Para Europa, septiembre de 2023 fue también el septiembre más cálido registrado, con 2,51 °C más que el promedio de 1991-2020, y 1,1 °C más que 2020, el septiembre más cálido anterior.

La temperatura media de la superficie del mar en septiembre entre 60°S y 60°N alcanzó los 20,92°C; ha sido la más alta registrada en septiembre y la segunda más alta de todos los meses, detrás de agosto de 2023. 

Todo ello ocurre mientras las condiciones de El Niño (proceso de calentamiento que se activa en el Pacífico ecuatorial pero con impactos en gran parte de planeta) continuaron desarrollándose en esta zona.

La superficie de hielo en la Antártida deja atónitos a los científicos

Otras muchas pruebas del calentamiento recoge este boletín. Así la extensión del hielo marino que rodea la Antártida se mantuvo en su nivel más bajo desde que se hacen estas mediciones. Este es el momento en que en el invierno austral se alcanzan los mayores niveles de hielo marino pero su merma ha sido evidente si se compara con los de años anteriores. Tanto la extensión diaria como la mensual alcanzaron sus extensiones máximos anuales más bajas medidas hasta ahora. En septiembre la extensión mensual un 9% por debajo del promedio.

Por su parte, la superficie de la banquisa en el Ártico alcanzó su sexto mínimo anual más bajo –se hacen mediciones desde 1979-, un 18% por debajo del promedio.

Reducir emisiones

Estos datos son conocidos tras la reciente difusión de  los resultados del diálogo técnico para elaborar el primer borrador del gran balance global sobre el cumplimiento del Acuerdo de París. El documento, publicado por la secretaría del Convenio de Cambio Climático de la ONU, advierte que para limitar el calentamiento a 1,5 grados se necesita un recorte de las emisiones mundiales del 43% para el 2030 y del 60% para el 2035 en comparación con el 2019. Para ello “es necesario eliminar progresivamente todos los combustibles fósiles”, defiende la ONU, aunque acotando la supresión a aquellos que carezcan de métodos de rebaja de emisiones