La aerolínea Volotea mete la bolsa en la bolsa para facturar 694 millones de euros

La aerolínea Volotea realizó su salida a Bolsa antes de la llegada del año, una operación que servirá para estimular el crecimiento y mejorar su situación financiera, con la reducción de deuda como principal objetivo. “Somos cotizables, pero ahora estamos a la espera de que otras empresas de mayor tamaño suban a Bolsa y les vaya bien”, afirmó el fundador y director general de la compañía, Carlos Muñoz, desde Lyon, donde Volotea celebra en una gala haber alcanzó los 60 millones de pasajeros. Muñoz estima el traslado al parque para el «segundo semestre del año en el mejor de los escenarios», aunque ha descartado fijar una coincidencia concreta a la espera de que se den las condiciones adecuadas en el mercado. Si se retira el debut, valen la pena otras opciones para fortalecer su estructura financiera.

No es la primera vez que cotizar trata el low cost. La aerolínea lo intentó en 2015 pero acabó rechazando la operación. Ahora, a cambio, la directiva cree haber aprovechado el momento. A su favor Muñoz, también financiero de Vueling, mostró la evolución de su fabricación y una perspectiva de crecimiento al despertar. La aerolínea creada en Barcelona recaudó 694 millones de euros en 2023, un 24,6% más que el año anterior, con un mayor importe de beneficio operativo (ebitda), hasta los 96 millones. La aerolínea no está informada sobre los beneficios netos. El año anterior el ebitda fue de -47 millones de euros y perdió 138 millones de euros, con un patrimonio neto negativo de 284,5 millones de euros. La deuda actual que le gustaría reducir significativamente respecto a la posible salida del parque se sitúa actualmente en 313 millones de euros, 37 millones por debajo de la cifra inicial.

Pasa a 450 rutas y aumenta la capacidad un 16%

Como otras empresas del sector del transporte, Volotea escuchó a la SEPI y al ICO para sobrevivir a la pandemia y a la restricción de viajes. El préstamo de la Sociedad de Participaciones fue de 200 millones de euros (más de diez millones de un crédito de participación pagado por los accionistas), sin amortización de capital hasta 2029. Por su parte, el crédito del ICO alcanzó los 150 millones de euros.

La aerolínea y las oportunidades de crecimiento se muestran muy activas económicamente este año, con una demanda para volar que no disminuye el peso del incremento del precio de los billetes. Muñoz calculó que la facturación para este 2024 será igual a 800 millones de euros, con un nuevo incremento en el resultado operativo que situará a Volotea con un beneficio neto. Para él dependerá de una mejor estructura de costes gracias al bajo combustible, un mayor margen y un aumento de la oferta de plazas entre un 12% y un 16% respecto a 2023, con hasta 13 millones de asientos ofertados. Asimismo, se recorrerán 450 carreteras (13 nuevas de España), un 10% más.


Lee también

Maite Gutiérrez

Muñoz también se ofreció a recorrer las rutas que quedaran disponibles para que la CE pueda avanzar definitivamente con la fusión de Iberia con Air Europa. “Nos interesan todos”, aseguró, tanto con flota propia como en la búsqueda de aviones de Air Europa. Esto reforzará su posición en España, su tercer mercado detrás de Francia e Italia. El país gala se ha convertido en el principal centro operativo de Volotea, donde es la aerolínea líder en el mercado nacional fuera de París. Su estrategia consiste en conectar ciudades de tamaño medio donde la oferta aérea no está tan desarrollada.