Los aperitivos en el Betis con el derbi ante el Sevilla, ahora sí, de vuelta al estadio

Después del partido contra el Celta y un aspecto a tener en cuenta en los próximos partidos del Real Betis, principalmente ante el Valencia en Mestalla y el derbi de la segunda vuelta de LaLiga 23-24 ante el Sevilla en el Villamarín, previsto para el domingo 28 de abril. Los aperitivos sancionados por la acumulación de tarjetas amargas, no varían entre el choque contra el equipo vigués.

Isco y Ayoze, que fueron titulares, y Aitor Ruibal, que entró en la segunda parte en sustitución de Bellerín, no fueron amonestados por Martínez Munuera y por ello podrían haber estado a disposición de Manuel Pellegrini para el partido contra el equipo Rubén Baraja. el sábado que viene. También lo hará Assane Diao, el futbolista que sufrió ante el Betis Deportivo en el inicio de la temporada y que ahora entra con menor frecuencia en los aviones del técnico chileno. El malagueño acumula nuevas amarillas, mientras que Ayoze, Aitor y Assane se mantienen a cuatro en estos picos del momento.

Pero los cuatro están en fuga con el derbi a la vuelta de la esquina. Porque si alguien fue amonestado durante el choque de la 32ª jornada de La Liga en primera línea del Valencia será sancionado por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol con partido por acumulación de tarjetas y no podrá Estará a disposición de Pellegrini para el partido de máxima rivalidad hispalense ante el equipo que dirige Quique Sánchez Flores, como cualquier futbolista expulsado en Mestalla.

El técnico chileno, en los casi cuatro años en los que le tocó dirigir al primer equipo verdeblanco, se caracterizó por no tener en cuenta esta circunstancia tan cara a partidos de importancia, como el encuentro de máxima rivalidad ante el Sevilla. En esta ocasión, más si el Betis se juega la piel para conquistar una plaza europea en la próxima temporada 24-25.

Teniendo en cuenta que el Valencia disputa hoy el último partido de la jornada 31 ante Osasuna en El Sadar, el Betis es séptimo en la clasificación, que es lo que necesita para pasar factura y poder competir en la siguiente ronda de la Liga. Liga de conferencias. Así que en estos momentos, el choque del sábado en las afueras del Turia es también una primicia definitiva para Europa.