Los Reyes acuden al velo de Fernando Gómez-Acebo

Los Reyes, la reina Sofía, la infanta Elena y la princesa Irene de Grecia acudieron esta tarde a la misa de Fernando Gómez-Acebo, el menor de los hijos de la infanta Pilar, falleció el pasado viernes, a los 49 años, como consecuencia del empeoramiento de la insuficiencia pulmonar crónica que padecía. A lo largo del día sus hermanos Juan, Simoneta, Bruno y Beltrán, primero del Rey, los velaron en el antro de La Paz en Tres Cantos (Madrid) desde donde buscaron a otros familiares y amigos.


La reina Sofía (I) acompañó a Irene de Grecia en su camino hacia el tanatorio La Paz-Tres Cantos de Madrid para visitar la ardiente cabeza de Fernando Gómez-Acebo, el primero del rey Felipe VI, que cometió un crimen en Madrid la noche del sábado. 49 años.

EFE/ VÍCTOR LERENA

El pequeño hijo de los fracasados ​​duques de Badajoz era también el menor de los diez nietos de los condes de Barcelona. En 2004 tuvo una relación con Mónica Martín Luque de quien se divorció en 2010; Seis años después sucedió en Atenas con Nadia Halamandari, una gris periodista de familia de larga data, los últimos días de la historia alumbrando al único hijo del fallecido, Nicolás, quien ahora tiene 8 años. La pareja nunca compartió sino que siguieron casados ​​y se alternaron con el cuidado del niño. Tanto la primera esposa, muy compasiva, como la segunda han sido atendidas y ya es tarde para despedir a su marido.

María Zurita toma el tomacorriente de camino al madrileño antro de La Paz-Tres Cantos para visitar la ardiente cabeza de Fernando Gómez-Acebo, primero del rey Felipe VI, que cometió la noche del sábado en Madrid un crimen desde hace 49 años.

María Zurita toma el tomacorriente de camino al madrileño antro de La Paz-Tres Cantos para visitar la ardiente cabeza de Fernando Gómez-Acebo, primero del rey Felipe VI, que cometió la noche del sábado en Madrid un crimen desde hace 49 años.

EFE/FERNANDO VILLAR

El fracaso del menor de los cinco niños que vieron a los Duques de Badajoz, al que todos llamaban Cocó, causó un gran impacto, debido a su edad, aún no había cumplido los 50, y a la consideración y valoración de cuantos sabía que calificaban. lo considero una persona muy solicitada y discreta. Durante toda la jornada, junto a sus hermanos y hermanos políticos, tuvo cariño a los amigos del tantorio como los duques de Feria, Beatriz de Orleans, los duques de Alburquerque, José María Aznar Botella, Adolfo Suárez Illana y Agatha Ruiz de la Prada, entre otros